Notas del encuentro “El ingreso a la investigación en Letras”

El 25 de junio pasado Letras Vuelve realizó la charla informativa El ingreso a la investigación en Letras: prácticas, experiencias y perspectivas, en la que tuvimos la oportunidad de discutir las pertinencias y perspectivas de las distintas áreas disciplinares de Letras en el marco de la producción científica nacional, y compartir modos de inserción y experiencias de desarrollo profesional en investigación con becarios doctorales, posdoctorales, investigadores y miembros de junta de evaluación de CONICET.

Compartimos un punteo no exhaustivo de lo conversado:

1. tendencias en los criterios de evaluación de CONICET[i]

CANTIDAD DE INGRESANTES: En los últimos años, CONICET muestra una tendencia al crecimiento del número absoluto de ingresantes a la carrera de investigador. Más de 9 de cada 10 ingresan en la categoría inferior (asistente):

Año Cantidad de ingresantes a carrera de investigador CONICET Variación
2010 508 (467 asistentes: 92%)  
2011 548 (502 asistentes: 92%) ▲7,9% respecto de 2010
2012 604 (562 asistentes: 93%; 143 ingresos de Sociales y Humanidades: 26,1%) ▲18,9% respecto de 2010

Cuadro 1. Cantidad de ingresantes a carrera de investigador de CONICET por año.

DISTRIBUCIÓN POR GRANDES ÁREAS. Para el ingreso a carrera, se asignan 140 cargos por área general y 40 para tecnología (2012). El ingreso se distribuye equitativamente entre áreas, contra la posición de varias áreas relacionadas con las ciencias llamadas duras de que los ingresos de Ciencias Sociales y Humanidades sean menos de los actuales. Sin embargo, la diferencia se encuentra en las proporciones de ingreso respecto de la cantidad de postulantes. En este sentido, el área de Ciencias Sociales y Humanidades tiene una proporción considerablemente mayor: entra 1 de cada 4 postulantes, es decir, hay una cantidad mucho mayor de postulantes.

Área Postulantes Ingresos Relación ingresos/postulantes
Agrarias e Ingeniería 258 140 54,3%
Biología y Salud 410 140 34,1%
Exactas y Naturales 231 140 60,6%
Sociales y Humanidades 547 143 26,1%
Tecnología 54 41 75,9%
TOTAL 1500 604 40,3%

Cuadro 2. Cantidad de postulantes e ingresantes a carrera de investigador de CONICET (2012).

En el área de “Literatura, lingüística y semiótica” hubo 16 ingresos a carrera (2012), es decir, el 11,2% del total del Gran Área de Ciencias Sociales y Humanidades. Las subáreas favorecidas fueron lingüística (37,5%: glotopolítica; lenguas indígenas; gramática generativa; análisis del discurso académico), filología clásica (18,8%), literatura argentina y latinoamericana (25%) y cine (18,8%). Por su parte, el total de becas tipo I (doctorado) para Ciencias Sociales y Humanas (2012) fue de 275 de un total de 927 postulantes: obtuvo su beca el 29,7% de las presentaciones. Específicamente, en el área de Literatura, Lingüística y Semiótica se otorgaron 37 becas, es decir, 13,4% del Gran Área de Sociales y Humanidades. Para las becas tipo I 2013, se adelantó que se entregará el mismo número de becas (1100) con un 25% asignado a postulantes recomendados en regiones geográficas y áreas temáticas prioritarias.

2. Federalización del sistema de ciencia y técnica argentino

Desde hace poco tiempo, el Directorio de CONICET otorga el 20% o más de los ingresos a carrera de investigador a zonas geográficas prioritarias, modificando el orden propuesto por las Comisiones Asesoras y la Junta de Promoción y Calificación. Para el ingreso a carrera 2012, las áreas prioritarias (1º orden) fueron Catamarca, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Misiones, Neuquén, Salta, San Juan, Santa Cruz, Santiago del Estero y Tierra del Fuego.

En cuanto a becas doctorales en Literatura, Lingüística y semiótica, las zonas geográficas prioritarias para beca tipo I 2013 son Bahía Blanca, Córdoba (salvo capital), Catamarca, Chaco, Chubut, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe (excepto Rosario), Santiago del Estero, Tierra del Fuego.

3. reflexiones sobre la dirección de becarios y proyectos

En la última década, se expandió enormemente el sistema científico argentino en términos de becas, cargos de docencia e investigación en universidades y carrera de investigador. El resultado de este proceso es una gran cantidad de graduados doctores, muchos de ellos con cargos de auxiliares docentes o con la categoría más baja de CONICET (asistente). Es decir, existe en la actualidad una enorme cantidad de cuadros intermedios altamente formados. Muchos de estos profesionales intentan desarrollar líneas de investigación novedosas y formar nuevos recursos humanos, para lo cual tienen más tiempo que los investigadores consagrados y respecto de lo cual son constantemente evaluados.

Sin embargo, este cambio en la configuración del campo científico no redundó en un cambio en los perfiles institucionalizados de directores de proyectos de investigación y de formación de recursos humanos. Esto se debe a varios motivos, entre los cuales se encuentran al menos los siguientes:

1) Falta de información y hábito cultural. No se sabe muy bien qué doctores jóvenes hay y qué hacen. No existe un sistema generalizado de información (al modo del Currículo Lattes de Brasil).

2) Restricciones formales para la dirección de proyectos financiados. Los requisitos para la dirección de proyectos financiados son muy restrictivos.

En la UBA, por ejemplo, para dirigir un UBACyT Jóvenes Investigadores (figura de reciente creación que celebramos como un avance en la dirección correcta), se requiere ser doctor, tener menos de 36 años y ser docente auxiliar regular (concursado). Los potenciales aspirantes son aún escasos. Este año la UBA solo otorgó 3 proyectos financiados de este tipo a la Facultad de Filosofía y Letras.

Otra restricción de la UBA es la dedicación: los docentes con dedicación simple (el 81% de la planta; SPU, 2010) o los becarios de doctorado solo pueden estar en un UBACyT, que suele ser el de las cátedras en las que participan. Esto no fomenta que se abran nuevos proyectos con líneas distintas a las de los profesores a cargo.

Por último, los investigadores asistentes de CONICET pueden dirigir solo luego de tener dos informes aprobados (mínimo de dos años) y con el aval de sus respectivos directores.

3) Restricciones formales para la dirección de postulantes a becas e ingreso a carrera de investigador.

Este año, CONICET subió el peso del director a beca tipo I de 10% a 25% del total del puntaje. (En becas UBA estímulo, el director suma el 30% del total del puntaje).

Para ingreso a Carrera, el director debe ser director de Instituto, Titular de cátedra o investigador independiente o superior.

Para becas estímulo, doctorado y maestría UBA, solo pueden presentarse dos postulantes (uno estudiante, uno graduado) por proyecto UBACyT (si no es el director del proyecto, se debe contar con la autorización de éste).

4) Bajas restricciones al número total de becarios por director.

Los investigadores pueden tener todos los becarios que quieran. Si bien en CONICET existe la restricción a un máximo de 3 becarios de beca tipo I y en UBA hay una restricción de 5 becarios estímulo/maestría/doctorado por director (máximo 2 de la UBA), estas restricciones solo se aplican solo a las becas provenientes de esas categorías e instituciones.

En otros países, como Brasil, la restricción general en el número de becarios permite tanto que los investigadores consagrados puedan trabajar realmente con sus doctorandos como que los investigadores intermedios puedan comenzar a formar recursos humanos.

En este marco, Letras Vuelve, Mayoría de graduados, presentó el 22/5/13 una propuesta para crear una base de datos de graduados con títulos de posgrado que los habilitan a dirigir tesis de maestría y doctorado, y que deseen ser contactados por estudiantes de posgrado, considerando que las políticas actuales en materia de ciencia y técnica han generado un conjunto creciente de graduados en dicha situación, que no son conocidos por sus pares, y que pueden contribuir a una mayor diversificación del sistema científico. El proyecto, aprobado por unanimidad en la Junta Departamental, propone también la creación de una base de datos de proyectos de investigación, tanto formales como informales, que fomente la articulación y la creación de redes de trabajo entre los graduados. Actualmente, se está terminando de elaborar una encuesta para relevar los datos de los interesados.

4. ¿Dónde publicar nuestras investigaciones?

Las revistas científicas indexadas son el canal más reconocido para socializar la producción de conocimiento porque incluyen un sistema de evaluación por pares expertos anónimos. Esto no significa que no deban explorarse otros géneros de visibilización de las investigaciones: congresos, capítulos en obras colectivas, libros, informes técnicos, materiales didácticos. Sin embargo, no existen criterios claros y consensuados respecto de las diferencias cualitativas entre diferentes revistas.

Para lidiar con este vacío, los postulantes a ingresar a la investigación pueden seguir algunas de estas estrategias: 1) Revisar dónde publican los investigadores que les resultan interesantes; esta información es publicada por CONICET y puede accederse a través de su buscador; 2) Revisar las distintas clasificaciones existentes: CIRC (Unión Europea, acceso libre), Núcleo básico (Argentina, acceso libre), CAPES (Brasil, acceso libre), JCR (EEUU, acceso restringido); 3) Tomar en cuenta los plazos (y demoras) para la evaluación y publicación de cada revista.

5. Otros espacios de inserción para graduados de letras

Letras Vuelve ha presentado un Reglamento de Selección Interna de docentes interinos que permitirá que el ingreso a la docencia auxiliar interina no se realice simplemente por pedido del profesor a cargo de la cátedra y evaluación ad hoc de la Junta Departamental, sino a través de un mecanismo explícitamente establecido basado en convocatorias abiertas y criterios académicos uniformes que eviten arbitrariedades. El reglamento entrará en vigencia el 1 de agosto de 2013.

Asimismo, estamos trabajando para potenciar el intercambio entre proyectos desarrollados por investigadores no necesariamente ligados a las estructuras de cátedra para generar articulación entre de Proyectos de Reconocimiento Institucional (PRI) o de grupos nucleados en los institutos o en espacios ajenos a la Facultad.

En el mismo sentido, proponemos trabajar por la jerarquización de nuestros títulos respecto de prácticas profesionales en las que no es reconocido o está mal reconocido (ELSE, patologías del lenguaje, traducción, mundo editorial). 


[i] Informe realizado a partir de datos ofrecidos en http://www.conicet.gov.ar y otras fuentes.

1 comentario

Archivado bajo Actividades, Información

Una respuesta a “Notas del encuentro “El ingreso a la investigación en Letras”

  1. Pingback: Elecciones 2014 – Letras Vuelve en la Junta: primer período (2013-2014) | Letras Vuelve

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s